CÓMO MANIFESTAR A TU PAREJA IDEAL

 


La búsqueda de pareja es quizá el tema que más aparece en nuestras entrevistas. La mayoría de estas personas son mujeres.


Es notable que en este tiempo hemos conocido mujeres jóvenes y atractivas de entre 28 y 40 años sin pareja que nunca se han casado o tenido una relación formal importante. Asimismo, muchas chicas divorciadas no logran rehacer su vida.


En nuestra opinión uno no debe apuntar a simplemente tener una relación por tenerla para llenar un hueco de soledad. Inconscientemente, la mayoría busca lo que llamaremos “relaciones placebo” con la ilusión de estirar en el tiempo una relación con limitaciones de conciencia mutua hasta que termina por romperse.

 

Todo tiene dentro de sí la semilla de su final, nos dice el I Ching. Pero hemos descubierto que esto no necesariamente termina con el amor.

 

Hay leyes universales que bien entendidas te ayudan a construir tu realidad. De eso se trata el Método Kahrene.

 

 

Escucha el programa de abajo y aprende tres ejercicios que pueden ayudarte en este propósito.

 

 

  

La serie es un valor creado con nuestro trabajo para entregarte más de 60 minutos de producción en total. Si bien son gratuitos, tienen un valor y un costo: dejar al menos un comentario en esta página después de escucharlos. La energía así fluye sin estancarse, de eso se trata este pacto, de un intercambio energético entre ambas partes. No dejes que la energía se estanque de un solo lado.




 

¿Estás de acuedo o en desacuerdo? Hay algo que te gustaría destacar o enriquecer del tema. Me encantaría saber qué piensas. Deja un comentario o pregunta en el formulario de abajo. Por cortesía, no olvides incluir tu nombre, ciudad de residencia y correo electrónico. Mil gracias.

 

 

 


 

 

Transcripción de la grabación:
 

 

 

Cómo manifestar a tu pareja ideal


 

La búsqueda de pareja es quizá el tema que más aparece en las entrevistas con nuestros clientes y amistades. La mayoría son mujeres. Es extraño, en este tiempo he conocido mujeres jóvenes y atractivas de entre 28 y 40 años sin pareja que nunca se han casado. Y muchas chicas divorciadas que no logran rehacer su vida… Este programa está dedicado a ustedes, mis amigas que desean manifestar a su pareja.

En nuestra opinión uno no debe apuntar a simplemente tener una relación por tenerla… como para llenar un hueco de soledad. Inconscientemente, la mayoría busca este que llamaremos “placebo” con la ilusión de estirar en el tiempo una relación con limitaciones de conciencia mutua hasta que termina por romperse. Todo tiene dentro de sí la semilla de su final, nos dice el I Ching. Pero he descubierto que esto no necesariamente termina con el amor. Hay leyes universales que bien entendidas te ayudan a construir tu realidad. De eso se trata el Método Kahrene.

Las relaciones no deben estirarse hasta desgastarlas en su punto más débil, deben transformarse constantemente, construirse en cada oportunidad, renovarse, transmutarse. Además de un compromiso sincero y libre, esto implica un esfuerzo particular y un ejercicio de conciencia… tuyo principalmente. Una forma de amor consciente o lúcido, donde te das cuenta como un testigo de lo que haces en pareja, cómo reaccionas, cómo piensas, sin perderte en la anécdota simple y lo circunstancial. ¿Con qué elementos se construye? Con atención, servicio desinteresado de ambas partes, atención los detalles, cuidado, paciencia y conciencia del impacto de tus acciones, palabras, pensamientos y omisiones. El impacto de estos en la relación y en el ser amado. Es decir, cuidado con los efectos de tus causas (o sea tus acciones), nos señala la Ley de Causa y Efecto.

Pero, si la meta no es simplemente tener una relación, ¿cuál es entonces? Manifestar la pareja con la que puedas construir una relación estable, perdurable y armoniosa. Una familia. No cualquier relación, “la relación” de tu vida. Si no esto lo que buscas, deja de leer en este punto… El Método Kahrene no es para ti.

Sigamos. Todo tiene una polaridad doble. La paz tiene a la crisis como opuesto, la alegría a la tristeza, la salud a la enfermedad, etc. Nada en este plano escapa a esta Ley. Es decir, tu relación pasará por trances complicados y felices. Si aprendes que muchos de tus problemas con tu pareja están en tu mente y no son reales, pero te impactan emocionalmente enfermando tu mente y tu cuerpo, entonces sabrás que pasar a la emoción opuesta sólo es cuestión de elegirlo, de quererlo. Sin permitirle al ego repetir patrones aprendidos que te entregan los mismo resultados de siempre. Se trata de estar consciente, de darte cuenta de cómo piensas con respecto a las relaciones amorosas, de qué representan para ti. Si al referirte a las relaciones amorosas dices en automático “difíciles, complicadas…”, tienes una mala programación, un bloqueo que debes romper para generar mejores resultados en tu vida amorosa. Limpiarte de estos bloqueos y creencias que proceden del miedo y el aprendizaje social, es tu primer tarea. Pero ese es otro tema que hablaremos en otra ocasión. El primer paso siempre es liberarse de esos programas y creencias que ya no te son útiles y no te alinean con tu propósito, se trata de romper con el patrón que manda los mismos resultados de siempre. Se trata de darse cuenta de que para tener nuevos y mejores resultados necesitas cambiar tus paradigmas.

Hoy mi relación amorosa con mi esposa es en verdad bellísima, se basa en amor, simplemente amor. Pero este amor es un efecto, ¿cuál es su causa? Bueno, son varias: respeto, admiración mutua, armonía de valores, fidelidad categórica, cuidar las emociones de la pareja, respeto por las diferencias, tolerancia, servicio, capacidad de perdonar y la voluntad de seguir juntos sin importar lo que suceda en la anécdota de la vida. 

Por ello sé que manifestar a tu pareja es algo serio, pero también posible. En el Método esto se hace siguiendo ciertas técnicas que tienen como meta cambiar tu vibración, es decir tus emociones, y hacerte entrar en resonancia con tu propósito para lograr consonancia con el universo.

Te compartiré dos ejercicios básicos que te ayudarán a lograr esta meta.

Parecen sencillos, pero sus efectos en tu vibración son poderosos. Podría resumirlo en 3 puntos: saber qué quieres, generar la visión que guie tu energía y enfoque en tu visión. Esto generará resonancia, consonancia, acciones inspiradas, coincidencias, etc. Deja que las cosas sucedan, déjalas fluir. No te preocupes por el cuándo y cómo, esto generaría resistencia al proceso. Preocúpate por el qué y cómo te sentirás cuando llegue a tu vida, y carga con esa  emoción a tus visualizaciones.


 

EJERCICIO 1: LA LISTA DE CONTRASTE




Este ejercicio establece tus parámetros de referencia respecto de tu propósito, en este caso tu pareja. ¿Cuál es la idea? Tener claro qué quieres y qué no quieres en una pareja, para que no inicies relaciones superfluas e irrelevantes con resultados emocionales catastróficos para ti. Es improbable que una persona cubra el 100% de tu lista; pero si alguien llega a tener un 80% de lo que para ti es altamente deseable en un hombre, valora que tanto peso tiene para ti ese 20% restante que no parece checar. Finalmente, es sólo una referencia, pero muy útil para saber qué tan cómoda te sentirás si inicias una relación con esa nueva persona que llega a tu vida.

Estos son los pasos:
 
1.- Primero dobla una hoja de papel en dos por la mitad verticalmente. También puedes usar el procesador de textos de tu computadora, pero imprime la hoja.

2.- Escribe en la mitad izquierda una lista con todo lo que no quieres en tu pareja. Que sean adjetivos o fresas cortas, por ejemplo: flojo, desinteresado, con poco tiempo para mí, mentiroso, descuidado, ladrón, infiel, violento, etc. Como verás es más fácil saber lo que no quieres, pero no caigas en lugares comunes, busca en tus relaciones pasadas o en relaciones conocidas para que te sirva más para este propósito.

3.- Al terminar la lista negativa, en la otra mitad escribe el opuesto de cada concepto que esté del lado izquierdo. Por ejemplo, si escribiste mentiroso del otro lado, en esta lista escribes sincero o que me hable con la verdad siempre. Tú escribe lo que te nazca, lo que te mueva, no es examen de antónimos.

4.- Cortas la hoja por la mitad y te quedas con la parte positiva.

5.- Quema la parte negativa con conciencia de que no quieres eso. Puedes quedar ahí o si va contigo dale un carácter más simbólico: Di 3 veces en voz alta mientras miras como se quema el papel “Yo no quiero esto en mi vida”. En seguida di “está hecho”. Al final di 3 veces  “así es”. No es magia, pero es una declaración al universo y a tu subconsciente... ya sabes cómo le gusta el simbolismo y lo operístico para grabarlo profundo. Tú decides hasta donde lo llevas.

6.- Tranquilamente, en un lugar aparte, lee la lista positiva a conciencia y ve en tu mente representando el concepto con imágenes… te vas a sentir muy bien. Por ejemplo, si escribiste “que cada día tenga tiempo para estar juntos”, ve una escena mental en la que se escuche el timbre de tu casa, abres la puerta y ahí está él con una sonrisa acercándose para abrazarte. Guarda la lista bien para que la consultes cuando necesites.

Este trabajo previo te sirve para tener más claro el siguiente paso, el cual es muy importante.



 

EJERCICIO 2: TÚ VISIÓN



 
Asume el manifestar tu pareja como un proyecto importante de vida y dale la importancia que esto merece. No lo compartas, es una búsqueda íntima.

Crea una visión que guíe tu energía y tu vibración en esta búsqueda.


Una forma fácil de generar esa visión se da en este ejercicio. Nota que estas nociones están muy enfocadas a manifestar una pareja permanente desde una perspectiva femenina, aunque el hombre puede beneficiarse también adaptando los conceptos.

Para generar esta visión contesta estas preguntas con imágenes mentales vistas en acción, como una breve película mental, nunca con palabras ni por escrito.

Primero lee las preguntas y comienza a visualizar. Trata de guardar en tu memoria esa visualización para verla cuando necesites.

 

Preguntas para ayudarte a generar tu visión de vida en pareja:

 
¿De qué tipo de personas te gustaría rodearte?
¿Cómo son y qué les gusta hacer juntos en grupo?
¿Qué tipo de relación te gustaría manifestar? Mírala en acciones… no describas con palabras.
¿Con qué tipo de persona compartirás tu vida?
¿Cómo es? No le veas el rostro, sólo detalles generales.
¿Cómo serían los detalles de tu relación amorosa?
¿Qué pasa cuando se encuentran?
¿Qué les gustará al uno de otro?
¿Qué dice acerca de ti a su gente?
¿Cómo se lleva con tu familia? Míralo…
¿Cómo te trata su familia?
¿Qué les gusta hacer juntos cuando están en casa?
¿Qué les gusta hacer juntos cuando están fuera?
¿Cómo son sus amigos?, ¿cómo te llevas con ellos?
¿Cómo trata a tus amistades?
¿Comerán y cenarán juntos?
¿De qué hablarían en la cena?
¿Qué tipo de actividades harían por la noche?
¿Cómo celebran sus cumpleaños?
¿Dónde vivirán?
¿Cómo será su casa?
¿Cuál es la parte favorita de ambos en su casa?
¿Qué tipo de familia que quieres construir con tu pareja?
¿Qué tipo de padre que quisieras que fuera para tus hijos?
¿Qué tipo de hijos que quieres a tu lado?
¿Cómo sería tu relación con tus hijos?
¿Qué harás en el tiempo que le dediques a tu familia?
¿A qué hora despertarás por la mañana?
¿Qué harás en la primera mitad del día?
¿A qué tipo de actividad se dedicarás cuando no estés con tu pareja y tu familia?
¿Te apasiona esa actividad?
¿Cómo serán tus pensamientos al descansar por las noches?


Cuando termines de visualizar las respuestas a estas preguntas, ya tendrás tu visión de vida en pareja muy clara. Sabrás qué quieres, a dónde vas y qué buscas en la persona con la que compartirás tu vida y tu destino…


 

EJERCICIO 3.- VISUALIZACIÓN




Recrea en tu mente momentos importantes de tu visión y emociónate como si lo estuvieras viviendo, que te brinque el corazón de emoción, sonríe. Te vas a sentir muy bien. El cuerpo no distingue entre lo que vives, sueñas y visualizas. Trabaja en duermevela, apenas al despertar; visualiza cuando te sientas deprimida; vuelve a hacerlo a punto de dormir.

No sueltes tu visión, vivirla en tu mente levanta tu vibración, sé constante. Que sentirte bien sea tu prioridad en la vida… y tu visión es una herramienta para ello. Es muy importante emocionarte cuándo visualices, que te salte el corazón del pecho como si estuvieras recordando.

Si puedes verlo en tu mente, puedes crearlo o manifestarlo en la realidad, pero sólo al nivel de tu nivel de credibilidad y tu fe en la fuerza de tu visión, la frase “la fe mueve montañas” cobrea sentido. En Kahrene decimos el nivel de la resonancia es equivalente al nivel consonancia. ¿De qué tamaño son tus ganas y tu fe en que puedes hacerlo? La fe no es en mis palabras, es en ti misma y tu capacidad de crear tu realidad.

Poco a poco generarás resonancia (la alineación de tus emociones y mente consciente y subconsciente, lo que será más fácil cada vez) y con el tiempo consonancia (el universo comienza a generar las coincidencias, encuentros, presentaciones, etc.).

Olvídate del cuándo y cómo; enfócate en qué quieres y cómo te sentirás cuando sea una realidad. Después imagínate rodeada de las condiciones que buscas crear, manifestar en tu realidad.

Mucha suerte y éxito en esa búsqueda importante.

Te invito a dejar algún comentario en esta página. Valoramos que lo hagas.

Gracias por tu atención y hasta la próxima.
 

RC

 

 

Anonymous

Efrain De La Cruz

08 Mar 2011 - 07:11 pm

Esta parte de pareja ideal es muy importante para mi por estoy pasandeo un momento defisel en vida por q estoy henamorado de un mujer divorciada q tienes 3 hijos y es un poco cofusa mi situacion no se q hacer pero estos comsejos me ayudan de alguna manera mil gracias EFRAIN.

Agregar un comentario

Tu nombre

Tu dirección de correo (no se mostrará)

Mensaje *

Ingrese este código para prevenir el spam *

© 2017 METODO KAHRENE